Violencia

Esta entrada tenía que haber venido justo después de la huelga del 29M. Ese día pasaron muchas cosas, pero sobre todo se habló de violencia.

Ese día tomé una decisión: no voy a volver a criticar a los que los medios llaman “violentos anti-sistema”. Cuidado, no estoy diciendo que este a favor de la violencia, siempre he dicho que no. Pero llega un momento en que puedo entender que la gente tenga una reacción visceral ante la que está cayendo.

Partamos de la base de que siempre hay gente que hace las cosas simplemente por el placer de hacerlas. Hay políticos que pillan cacho solo por el placer del poder, hay polis que reparten cera solo por el placer de pegar, hay gente que rompe escaparates solo por el placer de hacerlo. Pero pensar que todos los que hacen esas cosas lo hacen SÓLO por eso, es una gilipollez.

Para empezar tenemos lo manipulada que está la palabra violencia. Pegar fuego a un contenedor es violencia, romper un escaparate es violencia, tirar objetos contundentes a la policía es violencia. Cargar a porrazo limpio es obedecer la orden de despejar la zona, usar las lanzadoras de pelotas de goma, es uso proporcional de la fuerza, usar gases lacrimógenos es respuesta necesaria ante la actitud violenta de los manifestantes.

Esto, así de salida, teniendo en cuenta que la mayor parte de esa llamada violencia se dirige a objetos inanimados, que los policías van forrados de arriba debajo de protecciones y que sufran daño necesitan algo más que una piedra. En ese otro lado de la violencia, la policial, toda ella redirige hacia seres humanos, y terminan pillando los que se enfrentan, y los que pasaban por allí.

Pero es que después hay otra violencia, a la que no se le da este calificativo. Otra violencia que es la que termina generando rabia, impotencia, humillación, y al final… violencia.

Estarte dejando los huevos para pagar una hipoteca que te concedió un banco poniéndote alfombras rojas, y que ahora que estás sin curro se queda tu casa y te mantiene la deuda, es violencia.

Recortar todo lo que afecta al pueblo llano, al ciudadano de a pie, mientras otros tienen amnistías fiscales y penales, es violencia.

Usar los medios de comunicación para alterar y manipular a la opinión pública, como si esto fuera 1984, es violencia.

Que trabajadores que han pasado su vida en una empresa, ofreciendo sus mejores años, vayan a la calle con cuatro duros cuando se acerca la jubilación, arrojándolos al borde de la pobreza, es violencia.

Ver como el país esta lleno de sanguijuelas, que chupan todo el dinero que pueden, a las que no se les hace nada y encima se les dan medallas, premios y palmaditas en la espalda, es violencia.

Ver como los jubilados con pensiones miserables han de volver a pagar sus medicinas, como las personas dependientes se han de buscar la vida porque no les llega ni un euro, como los estudios superiores son solo para ricos, etc, etc, es violencia.

Ver como existe una clase política, monárquica, adinerada, que vive en una realidad diferente a la de le plebe, y que dicen aquello de “Que coman pastel”, es violencia.

Y por todo esto, a mi ya no me extraña que la gente se tire a la calle, y se tire con rabia y mala leche. En otros siglos ya tendríamos montada una guillotina, y estaríamos cortando los problemas de raíz, así que encima nos van a tener que dar las gracias.

Pero ojito, porque si ahora resulta que por usar la resistencia pacifica, y por protestar (simplemente protestar), te van a dar de ostias, y te van a encarcelar, a lo mejor resulta que el numero de “violentos” crece, puestos a pillar, pillemos con motivos.

Así que lo dicho, lo que es mi menda no volverá a criticar esto. Sobre todo porque ya me he encontrado un par de veces pensando que a lo mejor, aunque me pese, la única salida que nos están dejando es justo esa. Y con estos pensamientos, lo mejor que puedo hacer a favor de la no-violencia, es no serlo yo.

Anuncios

2 comentarios en “Violencia

  1. Marta dijo:

    Te entiendo perfectamente. El otro día en el trabajo mis compañeros se escandalizaron porque dije que no recordaba ninguna mejora social importante que no se hubiera ganado a ostias. Pero es la verdad… No lo recuerdo!

  2. Me quedo con esta frase…
    “Y por todo esto, a mi ya no me extraña que la gente se tire a la calle, y se tire con rabia y mala leche. En otros siglos ya tendríamos montada una guillotina, y estaríamos cortando los problemas de raíz, así que encima nos van a tener que dar las gracias”

    Cedimos nuestro poder despues de las multiples revoluciones a un “leviathan” llamado estado, y ahora no quiere soltarlo…no tenemos “estadistas” tenemos gente que usa la politica como negocio… y tenemos “violencia de estado” para defenderlo. Tenemos “mala peça al teler”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s