Trileros

Supongo que existen en todas partes, pero en Barcelona son un clásico. Los he visto por las Ramblas desde que era un chaval. Aunque han ido variando.

Cuando empecé a verlos eran normalmente gitanos autóctonos, y no usaban cubiletes y bolitas, sino tres cartas de baraja española ligeramente dobladas. En el viaje de fin de curso de FP, conocí a un chaval que sabía usarlas, y nos enseñó cómo nunca se puede ganar. La habilidad al mover las cartas hace que sea casi imposible saber donde va a parar la carta que buscas.

Pero por si eso no fuera suficiente, el trilero está rodeado de colegas. Sus colegas realizan tareas diversas, hacen de paletos que demuestran lo fácil que es ganar, dan el agua si llega la policía, aconsejan al incauto, o le recomiendan volver  a probar, “que esta vez seguro que acierta”. Cuando todo sale mal, y el panoli consigue acertar, montan una tangana y todos desaparecen, dinero incluido.

Actualmente los trileros suelen ser gente de otros países, y en vez de las cartas usan los cubiletes y la bolita. Cualquier aficionado a la magia sabe como se hace ese truco, y sabe que nunca se gana, siempre se pierde., porque al contrario que con las cartas, la bolita ni siquiera esta debajo de los cubiletes.

Y sin embargo, a pesar de que se han hecho hasta campañas publicitarias que explican que es un timo, ellos siguen en las Ramblas, y los panolis siguen picando. Jamás en mi vida se me ha ocurrido intentar cambiar eso jugando, para que deje de ser un timo. Sé de sobras que, si lo intentase, como mucho me llevaría algún golpe. Así que hago lo que me parece de sentido común, lo miro de lejos, refunfuño, y sigo mi camino, y advierto a quien puedo de que no juegue porque lo están timando.

Aplico ese mismo espíritu en las elecciones. Todo el mundo tiene claro que los políticos en el poder les están timando, les están haciendo trampas. Pero, curiosamente, en vez de dejar de jugar, prefieren repetir, a ver si está vez aciertan con la bolita, o como mucho cambian de trilero, esperando que el nuevo sea más honesto.

Y encima, cuando voy y digo que no juego, porque no me gusta que me timen, se enfadan y me dicen algunas cosas bastante desagradables.

Nada hombre, ustedes sigan, y sobre todo no pierdan de vista la bolita, que a lo mejor hay suerte.

Anuncios

Un comentario en “Trileros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s