¿Y a mí qué me cuenta?

Tengo pendiente una entrada en este blog sobre todo el tema de las acampadas, pero como es un proceso aún vivo (o quizás moribundo, ¿quién sabe?), me voy a esperar un poquito más para dar mí opinión, de momento les adelanto que “ni sí, ni no, sino todo lo contrario”.

Pero de lo que no puedo dejar de hablar es de las elecciones de ayer, o mejor dicho, de las reacciones a las elecciones de ayer. Porque de cifras ya hablan mucho los medios.

Se quería que bajaran PP, PSOE y CiU (bueno, lo querían algunos, ellos no claro), sólo se ha conseguido en parte. Bajar en votos han bajado todos, pero dos de ellos han conseguido unos resultados memorables.

Por otro lado se ha demostrado lo que hace tener a la gente amordazada unos años, a la que los han dejado sueltos, con Bildu legalizado , han demostrado que la mordaza no cambia las opiniones, en todo caso las hace más fuertes.

Pero a ver, en realidad no quiero hablar de esto. Quiero hablar de todos esos cariñosos seres humanos que, indignados por unos resultados electorales que según ellos les perjudican, se giran a señalarnos a los que no votamos y acusarnos de que la culpa es nuestra.

Oigan, miren, no. Si quieren buscar culpables directos busquen en la gente que ha votado al partido que no les gusta, no a mí. Porque, ¿saben qué?, cuando el partido que a ustedes le gusta ganó las elecciones, yo tampoco voté, y no recuerdo que vinieran entonces a pedirme explicaciones. Y en última instancia, el siguiente culpable en la lista sería su propio partido, por lo que ha hecho y por lo que no ha hecho. Y por cierto, en las anteriores a esas, tampoco voté.

En general todos los partidos son culpables de que no les voté, porque ninguno ha conseguido convencerme de que si voto el A, en vez de el B, mí vida va a ser mejor, sino más bien todo lo contrario.

Al menos, yo no estaré quejándome de lo que  hace un gobierno al que he dado mi voto. Y desengáñense: la única manera que tienen ustedes de quejarse es la misma que tengo yo, no votarles, en las próximas elecciones. La diferencia es que yo lo hago por anticipado.

Ahora, tras estos resultados, a ver cuánto tardan en montar las elecciones generales, y otro bonito despilfarro de dinero público.

Una cosa más, ¿saben lo que es un meme? Otro día se lo cuento mejor. Por ahora baste saber que hay entre los escritores de blog, desde hace ya un tiempo, la tradición de lanzar memes. Consiste en proponer algo (normalmente una pregunta) y animar a que los demás blogs hagan lo mismo.

Pues bien, en mi blog amigo “La Terrícola”, no lo ha hecho, pero yo tomo su propuesta de dar ideas para solucionar esos problemas de los que muchos se quejan estos días, y la convierto en meme.

Pongan en sus blogs, o, si no tienen, en los comentarios del mío “Tres ideas para apaciguar la indignación actual del pueblo.”

Aquí van las mías:

1. Creación de una ley que permita al pueblo obligar a dimitir a su gobierno.

2. Eliminación de las campañas electorales para los partidos con representación.

3. Obligación de referendos para las leyes que incidan de manera importante en el bienestar del pueblo.

Anímense.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s